Publicado el Deja un comentario

Cómo montar unas cubiertas tubeless

Al comienzo de la temporada solemos sustituir nuestras antiguas cubiertas, un proceso sencillo que con unas pequeñas indicaciones básicas, podéis hacer vosotros mismos.

En este ejemplo voy a montar la versión tubeless de la combinación más de moda entre los aficionados a la modalidad XC. Al final del artículo tenéis un vídeo de cómo montar una cubierta tubeless mtb:

Ambas son cubiertas polivalentes con un alto índice rodador, siendo la delantera un pelín más agresiva que la trasera, lo que nos ayudará a la hora de arremeter contra los obstáculos.

El Material

En el montaje de unas cubiertas tubeless vamos a necesitar los siguientes elementos y herramientas:

El Montaje

Primeramente montaremos la válvula en la llanta y apretaremos la arandela a mano, ya que si nos pasamos en el apriete, es posible que en caso de tener que soltarla en el monte no seamos capaces de hacerlo.

Con ayuda de unas tijeras retiraremos el plástico de las cubiertas y la extendemos por completo.

Antes de montarla, debemos tener en cuenta que las cubiertas suelen tener un sentido rotación, indicado con una flecha.

Al tener la llanta suelta es fácil equivocarnos con el sentido de rodada, así que es importante recordar que el disco de freno siempre va a la izquierda. Con este sencillo dato siempre montaréis la cubierta en el sentido correcto.

Comenzamos a talonar o introducir a mano uno de los flancos de la cubierta sobre la llanta. Al ser relativamente flexible, es una tarea bastante sencilla de realizar.

Para talonar el otro flanco, iniciando a la altura de la válvula, utilizando ambas manos, llevaremos la cubierta a su sitio hasta dejar un pequeño hueco en la parte inferior u opuesta a la válvula. Ahí es donde echaremos la cantidad indicada por el fabricante de líquido tubeless.

Es posible hacerlo después de talonar por completo desmontando la cabeza de la válvula e introduciéndolo con ayuda de una jeringuilla, pero este sistema no me gusta tanto, ya que es fácil que la válvula se nos afloje al inflar.

Para no ensuciarnos al talonar el último tramo con ayuda de unos desmontadores, giraremos la rueda para que el líquido tubeless vaya hacia el lado opuesto al que nos queda por montar.

Una vez talonada la cubierta por completo, debemos girar la rueda para repartir bien el líquido sellante y nos sea más fácil el sellado a la hora de introducir el aire.

Nota a tener en cuenta durante el proceso

Las cubiertas tienen una marca o flanco el cual hay que mantener siempre simétrico, garantizando que hemos montado la cubierta derecha.

A la hora del inflado, lo más sencillo y cómodo es la utilización de un compresor, pero como no suele ser habitual contar con uno en casa, deciros que una buena bomba de taller o incluso una de Co2 son suficientes para terminar el montaje.

Al inflar después de talonar es recomendable introducir algo más de presión, ya que siempre se pierde algo hasta que sella completamente. Si la explicación que os doy os pueda dar la falsa sensación de que es un proceso complejo, os animo a echar un vistazo al vídeo que hemos preparado sobre Cómo talonar unas cubiertas MTB Tubeless y veréis qué fácil es.

VLOG

¿Utilizas cubiertas tubeless o con cámara?¿Quieres añadir algún consejo más al montaje?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *